Etiquetas

Abu Dhabi (3) Acre (1) aeropuerto de Tel Aviv (1) África (1) Akko (2) alojamiento (22) Amelie (1) América del Norte (2) América del Sur (1) Amsterdam (1) arquitectura (1) Asia (2) Atenas (1) avión (1) Avis (1) Barcelona (2) Bélgica (2) Berlín (5) Bhutan (1) Bokor (1) Brasil (1) Brujas (1) brunch (1) Bruselas (10) Cádiz (2) Camboya (1) Cantabria (1) Chile (1) China (10) ciudades (32) ciudades creativas (20) compras (4) Cornualles (1) Cornwall (1) cosas (14) Cuba (4) cultura (8) Dar es Salaam (1) Doha (2) Emiratos Árabes (2) España (8) Estados Unidos (3) Estocolmo (1) Europa (11) formentera (7) Francia (2) Galicia (1) gastronomía (5) Gijón (5) Granada (3) Grecia (2) Haifa (1) Hawai (4) historia (1) Hong Kong (1) Iberia (1) India (1) Inglaterra (2) islas (1) Islas griegas (1) Israel (8) Italia (3) Japón (4) Jerusalén (2) Jordania (1) Kampot (1) Laos (3) le loir dans le théière (1) Leeds (1) Londres (2) Los Ángeles (1) Madrid (3) Málaga (1) Maldivas (1) Manhattan (1) Mar Muerto (2) Masada (2) Mascate (1) Me Gusta Volar (1) Méjico (1) México (1) Milán (1) monumentos (1) Moscú (6) motivos para viajar (2) Mozambique (1) Museo del Louvre (1) museos (5) Noruega (6) Nueva York (10) Omán (1) Oriente Medio (2) Oslo (1) París (6) Pekín (1) Perú (2) preparativos (1) Qatar (2) Reino Unido (2) restaurantes (1) Safed (3) San Diego (2) San Francisco (3) San Juan de Acre (1) sicilia (1) Siete maravillas del mundo moderno (1) Sol y playa (3) Suazilandia (1) Sudáfrica (4) Suecia (2) Sur de California (2) Tailandia (3) Tanzania (8) Tarragona (1) Tel Aviv (2) Toscana (1) transporte (4) trucos para ahorrar (1) Turismo Solidario (1) Turquía (1) US Airways (1) viajar (1) viajes (2) Viajes y cosas de los AMIGOS de M (6) Viena (1) visitas (1) volar (1) vuelos (3) Yemen (1) Zanzíbar (2) Zefat (1)

Brunch en Le loir dans la théière (París)

Cualquiera que me conozca sabe que soy una comilona de esas que a veces parece no tener fondo. Y que puedo zampar una media de veces al día que a mí me parece de lo más normal pero que, cuando veo las caras de sorpresa de mis amigas, entiendo que de normal no tiene nada. Por eso, un brunch en París a las 9.30 de la mañana capaz de saciar mi apetito hasta la hora de la cena...señores...¡es un señor brunch! Así que tomad nota: un gran acierto en París es ir a desayunar a (alerta que no lo quiero escribir mal) Le loir dans la Théière.

Nosotras fuimos un sábado. Nos levantamos prontito porque queríamos exprimir a tope el día, ¡París nos esperaba! ¡Qué ansias de salir a la calle y recorrerla! Mi amiga J nos había dado un excelente listado de recomendaciones y de él rescatamos esta cafetería, entre otros motivos porque estaba cómodamente ubicada en nuestro barrio, pudiendo así ir hasta allá callejeando. Con lo que no contábamos era con la lluvia y el cielo gris, que deslucía un poco el día. Aun así, nuestro entusiasmo viajero no se iba a ver empañado por las nubes, no way!

La zona donde está (ya lo he dicho en otros posts) es una pasada. Es un barrio genial, agradable, animado... ¡viviría en Le Marais

- Excusez-moi- pregunté tímidamente en mi francés algo acartonado- Oú est la Rue des Rosiers? 

- Dos calles más adelante, girando a la izquierda- me contestó el transeunte en un perfecto español.

- ¡Gracias! 

Y así, el señor español y su perro (¿andaluz?) reprendieron tan panchos su paseo matutino mientras nosotras, divertidas, nos disponíamos a rematar la caza de nuestro perfecto desayuno.

Por fin, estábamos en la calle de los rosales. ¡Y menuda calle bonita! Llena de boutiques, perfectamente cuidada y con plantas y flores engalanándola y discurriendo a lo largo de cada acera. ¡Sí señor, esto prometía!




Nuestros pasos se detuvieron ante el número 3. Un local a priori estrecho y alargado que, en una segunda ojeada/cotilleo a través de sus ventanales, me hizo pensar: "sí señor, este sitio me va a molar". Porque sí, porque cada vez me gusta más lo bonito, lo cuidado, el gusto, el diseño, el encanto. No hablo de lujos, no. ¡Hablo de estar rodeada de espacios agradables


Llegamos muy prontito. Se notaba que acababan de abrir (a las 9.30) y les pillamos con las manos en la masa, los carteles del menú encima de las mesas y en plena puesta a punto del espacio para la jornada. Éramos las primeras clientas del día, lo cual no me importó en absoluto.  Al contrario. ¿Qué problema iba a tener en disfrutar de una sala tan bonita y con decoración tan interesante solo para nosotras? Nos sentamos junto a la ventana, yo con vistas a la calle, así como al cielo gris, a la lluvia fina que lo salpicaba todo...y entonces respiré y pensé: qué maravilla de lugar, que mágico todo, este día no podría haber empezado mejor.

El chico que nos atendió, estiloso y rollo gafapasta, nos comentó que los fines de semana solo servían el brunch, no a la carta. Nos pareció estupendo. Y más aun cuando al cabo de un rato nos trajeron los numerosos platos que salpicarían nuestra mesa hasta inundarla de sabores dulces y salados. Que si un cuenco de huevos revueltos... que si unas salchichas...que si panes diferentes... tostadas, compota de manzana, café creme (de muy buen sabor), croissant, pain au chocolat... ¿Sigo? Mejor lo cuento con fotos, ¿no?



A lo lejos, en la barra, vi unas tartas con una pinta es-pec-ta-cu-lar. 

En definitiva, que no me pareció nada mal pagar los 21 euros por cabeza a cambio de ese festín que nos daría energía para ir a patear durante horas la orilla derecha del Sena. Y me reitero hoy. Así que, con la barriga bien llena y satisfechas, nos dispusimos a atravesar en primera instancia esa joya envasada en un frasco pequeño que es la isla de St. Louis. 

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, aun me deleito cerrando los ojos y viéndonos a las dos amigas sentadas en esa mesa, rodeadas de silencio y paz y lluvia y belleza. Y pienso. Pienso que esos son los momentos por los que viajar vale tanto (tanto) la pena.

FICHA TÉCNICA

Barrio: Le Marais.
Dirección: 3 Rue des Rosiers, 75004 Paris, Francia.
Teléfono:+33 1 42 72 90 61
Horario: 
lunes   10:00 – 19:30
martes   10:00 – 19:30
miércoles 10:00 – 19:30
jueves   10:00 – 19:30
viernes   10:00 – 19:30
sábado   09:30 – 19:30
domingo   09:30 – 19:30

Estilo: bohemio, vintage.
Brunch por 21 euros.
Consejo: no os pidáis un café con leche adicional al del brunch, ¡os clavarán cuatro euros!

3 comentarios:

Si te ha gustado lo que has leído, por favor, ¡comenta! Me hace ilusión saber si hay alguien ahí y qué piensa. ¡Gracias!