Etiquetas

Abu Dhabi (3) Acre (1) aeropuerto de Tel Aviv (1) África (1) Akko (2) alojamiento (21) Amelie (1) América del Norte (2) América del Sur (1) Amsterdam (1) arquitectura (1) Asia (2) Atenas (1) avión (1) Avis (1) Barcelona (2) Bélgica (2) Berlín (5) Bhutan (1) Brasil (1) Brujas (1) brunch (1) Bruselas (10) Cádiz (2) Cantabria (1) Chile (1) China (10) ciudades (32) ciudades creativas (20) compras (4) Cornualles (1) Cornwall (1) cosas (14) Cuba (4) cultura (8) Dar es Salaam (1) Doha (2) Emiratos Árabes (2) España (8) Estados Unidos (3) Estocolmo (1) Europa (11) formentera (7) Francia (2) Galicia (1) gastronomía (5) Gijón (5) Granada (3) Grecia (2) Haifa (1) Hawai (4) historia (1) Hong Kong (1) Iberia (1) India (1) Inglaterra (2) islas (1) Islas griegas (1) Israel (8) Italia (3) Japón (4) Jerusalén (2) Jordania (1) Laos (3) le loir dans le théière (1) Leeds (1) Londres (2) Los Ángeles (1) Madrid (3) Málaga (1) Maldivas (1) Manhattan (1) Mar Muerto (2) Masada (2) Mascate (1) Me Gusta Volar (1) Méjico (1) México (1) Milán (1) monumentos (1) Moscú (6) motivos para viajar (2) Mozambique (1) Museo del Louvre (1) museos (5) Noruega (6) Nueva York (10) Omán (1) Oriente Medio (2) Oslo (1) París (6) Pekín (1) Perú (2) preparativos (1) Qatar (2) Reino Unido (2) restaurantes (1) Safed (3) San Diego (2) San Francisco (3) San Juan de Acre (1) sicilia (1) Siete maravillas del mundo moderno (1) Sol y playa (3) Suazilandia (1) Sudáfrica (4) Suecia (2) Sur de California (2) Tailandia (3) Tanzania (8) Tarragona (1) Tel Aviv (2) Toscana (1) transporte (4) trucos para ahorrar (1) Turismo Solidario (1) Turquía (1) US Airways (1) viajar (1) viajes (2) Viajes y cosas de los AMIGOS de M (6) Viena (1) visitas (1) volar (1) vuelos (3) Yemen (1) Zanzíbar (2) Zefat (1)

Mis 7 razones para visitar Japón/ My 7 reasons for visiting Japan

Hoy dedico el post a mi amiga Toi, por ser su cumple y por también amar Japón.

Español/English

Se me llena la boca saboreando los recuerdos por los qué Japón me dejó tan marcada. De por qué volvería una y mil veces, en contra de esa parte de mí que siente que cuando repite un destino paga un alto coste de oportunidad. 

Estas son mis 7 razones para visitar "el país del origen del Sol". ¿Me acompañas?.

It feels so good savouring the memories for which I was so impressed by Japan! Of why I would go back a thousand times, against that part of me that feels that when you repeat a destination you are paying a high opportunity cost.

These are my 7 reasons for visiting "the country of origin of the sun". You come with me?.


MOTIVO 1_la amabilidad de sus gentes

People's kindness

Sin duda, uno de los descubrimientos del viaje: su honradez. Un ejemplo práctico es esta foto que captó el momento en el que aquel amable señor y su esposa, al vernos perdidas, no dudaron en guiarnos durante horas hasta que encontramos lo que buscábamos, aparcando sus propios quehaceres para ello.

MOTIVO 2_porque no, no es tan caro


Because it's NOT so expensive


Cuando anuncias en tu entorno que te vas a Japón, en el 99% de los casos el comentario siguiente es algo así como: ¿con lo caro que es? Pues no me canso de repetir que la gente está muy equivocada. Todo depende de cómo uno se lo monte pero yo comía por 6 euros (y no malcomía precisamente) y lo máximo que pagué por una noche fueron 100 euros, pues me encapriché con la idea de dormir en un templo. 
Se trata de echarle imaginación y ganas y, sobretodo, de compartir algo de su espíritu espartano. Así, el bolsillo no se resiente más de lo que lo haría en, por ejemplo, Londres. 

MOTIVO 3_por el cerezo en flor 

Because of the cherry blossom

Me considero una afortunada por haber visitado Japón en pleno cerezo en flor. Fue pura casualidad, pues cuando saqué el billete desconocía que podía coincidir con ese espectáculo natural. Siempre hay un punto de lotería en ello, pues el cerezo florece a su libre albedrío, según haya sido el clima ese año. Aunque quieras acertar, ¡no siempre lo consigues! Dicho esto, cierto es que si compras tu "boleto" para marzo o abril, tienes muchas posibilidades de ganar. Y, visto así el país, decorado de cabo a rabo con flores de todos los tonos de rosa, no puedo imaginarlo de otra manera. Me parecería un paisaje desnudo, despojado de su maquillaje. 

MOTIVO 4_ por sus costumbres, curiosidades y otras manías

For their funny habits

Me encanta. Lo ves en la tele pero, hasta que no lo observas en directo, no te lo crees. La cultura japonesa es fascinante. Las mascarillas, sus baños concienzudos en posturas surrealistas para nosotros, descalzarse a todas horas, los vagones para mujeres en el metro...¡es divertidísimo!. 

MOTIVO 5_ por sus alojamientos tradicionales (ryokan)

For its ryokan (traditional accommodation)

Nada de western style. Hay que alojarse siempre en sus ryokan (un tipo de alojamiento tradicional que originalmente se creó para hospedar visitantes a corto plazo. Hoy se utilizan como hospedajes para visitantes, sobre todo occidentales. Entre otras comodidades, sus habitaciones se componen de un piso de tatami, baños termales colectivos (onsen), jardines y cocina sofisticada con platos típicos_wikipedia). Salen genial de precio y son coquetos y mágicos. Yo, lo tendría clarísimo. En otra entrada enumero aquellos en los que me alojé, así como mi impresión general. Hubo uno en concreto en el que, directamente, ¡me hubiera quedado a vivir!...

MOTIVO 6_por su estética

For its design everywhere

Japón es todo color y diseño. Mires donde mires. En el metro, en la calle, en las revistas, en sus gentes. Fascinante. 

MOTIVO 7_por sus templos y su belleza en general

For the amazing temples

Ir de templos en Japón es caro. En todos, todos, todos los que fui, tuve que pagar, ¡menos uno!: el colorido Daisho-in, en Miyajima. ¡Pero merece tantísimo la pena!. Junto a los santuarios sintoístas, los templos budistas son los edificios religiosos más numerosos, famosos e importantes en Japón. Si me obligaran a elegir, me quedaría con los de Nikko, fácilmente accesible en una excursión de un día desde Tokio. Durante horas, recorres sus rincones y te quedas embobada con sus figuras, su pan dorado y la frondosidad de su entorno. 
--------

Para concluir, hablaría de Japón como de un universo con dos ritmos: el frenético de las mañanas en el metro, de los vagones abarrotados, de las gentes cual hormigas en los inmensos cruces de calles. Y de su  otra cara, su alter ego, cuyas facciones son sus rincones de paz en los templos o sus parques de atmósfera bucólica. Japón te hace sentir seguro y es un destino perfecto para viajeros en solitario, especialmente mujeres. Japón te deja huella, te hace replantearte muchas cosas. Tú te vas pero algo queda impregnado en ti. Yo misma, cuando regresé a Europa tras el viaje, tuve la fiebre de querer llenar mi casa de detalles nipones. Por suerte o por desgracia, uno se cura de esas calenturas, aunque los anticuerpos quedan ahí, para siempre... 

In conclusion, I would say that Japan has two rhythms: the frantic mornings in the subway, the crowded wagons and the people walking like little ants at the intersections. And this other side, its alter ego, whose features are the corners of peace in temples or parks bucolic atmosphere. Japan makes you feel safe and is a perfect destination for solo travelers, especially women. Japan marks you, makes you rethink many things. You leave but something impregnates you for good. I myself, when I returned to Europe after the trip, I had a fever of wanting to fill my house with all sort of Japanese details. Fortunately or unfortunately, I got cured from those fevers, although the antibodies are there, forever ...

2 comentarios:

  1. me encantó! a mi me encantaría ir a corea del sur pero la verdad es que me desanima mucho las horas de vuelvo y la diferencia horaria. La idea de viajar en dos vuelos seguidos de 12 o 14 horas y encima llegar y que sean 12 horas más que en mi uso horario me aterra! jaja pero supongo q algún día tendré q dejar mis miedos a un lado y adentrarme en estos paises asiáticos que tanto nos atraen

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga. Pues te recomiendo fervientemente el salto a Corea del Sur, ¡a pesar de la odisea que relatas!Yo estuve unos días por trabajo y luego me cogí un par para mí, de puro ocio. Como estaba sola, opté por la opción rápida y fácil y me cogí el bus turístico uno de los días y fue un acierto. También dormí en una casa tradicional muy pintoresca, con un perrito que no se separaba de mí, jeje. Eso sí, Japón (creo) es más completo e interesante que Corea del Sur, así que yo iría primero a Corea y luego a Japón y no al revés...¡aunque la cuestión es ir y que nos lo cuentes! :-)

    ResponderEliminar

Si te ha gustado lo que has leído, por favor, ¡comenta! Me hace ilusión saber si hay alguien ahí y qué piensa. ¡Gracias!