Etiquetas

Abu Dhabi (3) Acre (1) aeropuerto de Tel Aviv (1) África (1) Akko (2) alojamiento (21) Amelie (1) América del Norte (2) América del Sur (1) Amsterdam (1) arquitectura (1) Asia (2) Atenas (1) avión (1) Avis (1) Barcelona (2) Bélgica (2) Berlín (5) Bhutan (1) Brasil (1) Brujas (1) brunch (1) Bruselas (10) Cádiz (2) Cantabria (1) Chile (1) China (10) ciudades (32) ciudades creativas (20) compras (4) Cornualles (1) Cornwall (1) cosas (14) Cuba (4) cultura (8) Dar es Salaam (1) Doha (2) Emiratos Árabes (2) España (8) Estados Unidos (3) Estocolmo (1) Europa (11) formentera (7) Francia (2) Galicia (1) gastronomía (5) Gijón (5) Granada (3) Grecia (2) Haifa (1) Hawai (4) historia (1) Hong Kong (1) Iberia (1) India (1) Inglaterra (2) islas (1) Islas griegas (1) Israel (8) Italia (3) Japón (4) Jerusalén (2) Jordania (1) Laos (3) le loir dans le théière (1) Leeds (1) Londres (2) Los Ángeles (1) Madrid (3) Málaga (1) Maldivas (1) Manhattan (1) Mar Muerto (2) Masada (2) Mascate (1) Me Gusta Volar (1) Méjico (1) México (1) Milán (1) monumentos (1) Moscú (6) motivos para viajar (2) Mozambique (1) Museo del Louvre (1) museos (5) Noruega (6) Nueva York (10) Omán (1) Oriente Medio (2) Oslo (1) París (6) Pekín (1) Perú (2) preparativos (1) Qatar (2) Reino Unido (2) restaurantes (1) Safed (3) San Diego (2) San Francisco (3) San Juan de Acre (1) sicilia (1) Siete maravillas del mundo moderno (1) Sol y playa (3) Suazilandia (1) Sudáfrica (4) Suecia (2) Sur de California (2) Tailandia (3) Tanzania (8) Tarragona (1) Tel Aviv (2) Toscana (1) transporte (4) trucos para ahorrar (1) Turismo Solidario (1) Turquía (1) US Airways (1) viajar (1) viajes (2) Viajes y cosas de los AMIGOS de M (6) Viena (1) visitas (1) volar (1) vuelos (3) Yemen (1) Zanzíbar (2) Zefat (1)

72 horas en Bruselas_motivo 5 de 10

A mí es que el rollo urbanita me pierde...

El meridiano de este argumentario sobre Bruselas pasa por su oferta de bares y restaurantes. Porque lo vale.

Quedé impresionada con lo mucho y bien que se curran los ambientes en esa ciudad, siendo numerosos los locales (de hecho la mayoría) que llamaron nuestra atención por su gusto y por lo acogedor de su espacio. 

No. No puedo decir que el saber hacer imperante y el atractivo de los sitios me pillara desprevenida, pues había tropezado con pistas previas de lo más divertidas. La página web oficial de Turismo de Bruselas incluye una opción que te permite filtrar información por categorías y, para asegurarse que aciertan, van al grano y te preguntan cómo eres. Pues bien, una de las posibilidades incluida, para mi sorpresa, es la de si uno es "trendy". ¿Acaso no da eso buen feeling y huele a ciudad creativa y prometedora?.

Bares como el Potemkine o el Café Maison du Peuple son dos claros ejemplos de ambiente interesante. 


Potemkine

Otro de los rincones con buen gusto que recomendaría es el Café Fontainas, al que nos llevaron a tomar una cóctel el viernes por la noche, como colofón a nuestra copiosa (y deliciosa) cena en Chez Leon


Se trata de un bar emblemático de la ciudad, ubicado en pleno centro y a un tiro de piedra de la Grand Place. Concebido como un local de ambiente, en realidad la clientela que vi a mi alrededor era mixta. La decoración me pareció súper interesante, muy retro y vintage (de mi estilillo, vamos). Los cócteles, bastante originales, los servían en esas copas de champagne redondeadas y pequeñitas, las de toda la vida, tan cool en su continente como frugales en su contenido (dos sorbitos y ya está todo dentro, así que alerta con la relación calidad- precio).


Fontainas

Esa misma tarde nos habíamos pegado una buena merendola en The Coffee Company. Veníamos de la Gran Place y andábamos plano oficial en mano siguiendo la ruta de los murales de cómic, cuando de repente vimos una cafetería con estilo y pensamos: ¿hace un poco de cafeína?. 

Fue un alto en el camino muy agradable. La cafeína llegó, al igual que las tartas. Tenían tan buena pinta que nos fue imposible resistirnos a hincarles el diente y sucumbimos al placer de un pedazo de chocolate. 

Un claro ejemplo, en definitiva, de cómo una sencilla cafetería puede no ser tan simple y de que basta con un par de detalles estudiados con cariño para que un frío local se transforme en un espacio acogedor en el que te apetezca refugiarte horas y horas. 


The Coffee Company


¡No cuesta tanto! Y Bruselas lo tiene...    

Programando la ruta a China

¡Ay! ¡Qué China no espera! ¡Que queda queda poco tiempo para plantarnos allí y mucho por sembrar!


Mal andamos.

Hay que ser resolutivo.

Hay que poner en marcha el...

...Protocolo para el diseño de una ruta de viaje. Estoy ya a tope con esa imprescindible, fascinante y en ocasiones estresante fase previa a montarse en el avión. Yo confieso: en ella me doy miedo a mí misma. Durante unos días parezco Juana la Loca. Despliego toda una logística en la que movilizo portales viajeros, amigos y conocidos, blogs, relatos publicados, libros guía de viajes...¿Sigo? ¡Todo suma!
A

¿Y a mí quién me ayuda? En el caso de China, minube me está echando una mano. No me cansaré de decir que esta página fue para mí un gran descubrimiento. Poder leer experiencias de otros viajeros, recopilarlos en una carpeta y después dar a un botón y generar un PDF con los sitios que me interesan (en un formato atractivo y manejable) es brutal. Me parece de ciencia ficción. Cuando en mayo recurrí a esta fuente de sabiduría viajera llamada minube para informarme sobre Nueva York, vi la luz. Me ganaron. Totalmente. Y lo dejo aquí porque si no me repito.

Lo mejor: buscar algo concreto. Ideal si quieres información específica de lugares que visitar y cosas que hacer (aunque les adore, he de reconocer que en la parte de hoteles Tripadvisor les gana la batalla). 

Lo no tan bueno: la búsqueda es algo anárquica, aunque siempre encontrarás algo útil que apuntarte a la lista. Si necesitas una visión más global del destino y situarte en el país, además necesitarás...
B

No sin mi guía. Estoy enamorada de dos guías de viaje. Sí, es posible quererlas a la vez. Porque lo que me aporta la una, no me lo da la otra. ¿Conclusión? ¡Me quedo con las dos! Me explico.

A una la quiero por su cerebro y a la otra por su cuerpo ¿Qué haría yo sin los conocimientos de la Lonely Planet? Para mí es una compra imprescindible cuando hago un viaje largo a un destino grande y potente. Algunos la critican. Dicen que "tiene mucha letra y poca foto". Para mí es perfecta.

Eso no podrían decirlo nunca de la Guía Visual del Pais Aguilar. De esta todo entra por los ojitos. Me pone. 

De manera que nos enfrentamos al eterno dilema belleza vs. inteligencia. Como la combinación de ambas es igual a la guía perfecta, al final acabo siempre coqueteando con las dos. ¿Y qué pasaría si me forzaran a elegir? Pues que me quedaría con la Lonely Planet si el plan fuera perdernos juntos en un país (cuanto más tiempo, mejor) y con la  Guía Visual del Pais Aguilar si estuviéramos planeando una escapada corta a una ciudad.

Lo mejor de confiar en estas guías es que te llevan de la mano. Lo hacen todo fácil. Te permiten improvisar. Te permiten empaparte de un destino en profundidad y con una visión integral... 

Lo peor: su precio (no digo que no lo valgan pero, ¡el desembolso da una pereza!)

Deberes hechos. Para China, ya me han regalado la Lonely Planet (su aspecto de ladrillo impone). Y la del Pais Aguilar también obra ya en mi poder, al habérmela prestado un amigo. Creo que para la visita a Pekín ella y yo nos vamos a llevar muy bien.


C

Sin compromiso. Estas dos palabras siempre habitan en los emails que envío a amigos y conocidos que sé que han visitado el destino que preparo. ¡Pobres víctimas de la confianza! Pero, ¿qué mejor consejo que el suyo? ¿Qué mejor referencia que su boca a boca?

Para China, las misivas varias ya están lanzadas. En ellas curioseo sobre qué gustó, qué no gustó, qué hubieran hecho diferente, sus sitios favoritos o sus imprescindibles.

Me suelo llevar sorpresas agradables y reina la generosidad. Esta vez, amigos como Olga o Patricia ya han puesto en marcha sus recursos.¡Así da gusto!

Epílogo

Programar una ruta es ya estar viajando. Es notar crecer dentro de ti la sana ansiedad de no saber dónde elegir entre tanto capítulo interesante. Es ver cómo un destino va cobrando sentido ante tus ojos. Es gozar del don de dar vida.


Y tú, ¿cómo preparas qué hacer en un viaje?

Próximo destino_ China

EXTRA EXTRA

M anuncia que China será su nuevo destino de viaje

A contrarreloj, rozando ya los límites de la antelación no razonable, M ha reservado por fin dos billetes de ida y vuelta a China, en lo que serán sus ya tradicionales vacaciones de final de año, consolidando así la rutina viajera de los últimos ejercicios.

Tras algunas dudas y debates sobre los posibles destinos, que a su vez han supuesto incontables horas de búsqueda en Internet en tiempo record, la República Popular de China se ha llevado el gato al agua. Las fechas escogidas abarcan de finales de noviembre a mediados de diciembre, con una estancia de 18 días en total.

Chinadaily.com.cn

En declaraciones exclusivas a este medio, M nos relata su sorpresa al conseguir una tarifa aérea tan competitiva: "viendo que quedaba menos de un mes para la fecha de vuelo prevista, temíamos lo peor". Sin embargo, tras revisar concienzudamente las posibles ofertas de compañías como KLM, Air France, Swissair, Qatar o Lufthansa, fue al visitar la página web de la aerolínea de bandera china cuando se obró el milagro. "No podía creerlo. Decidí consultar la página web de Air China porque sabía que era la única que ofrece vuelos directos desde España (skyscanner ayuda a identificar qué compañías pueden ofrecer vuelos sin escala). Entonces me percaté de su opción multidestino. Permite realizar búsquedas por tramos y, por tanto, con mucha más flexibilidad. Introduje la siguiente combinación: volar de Madrid a Pekín, de ahí a Hong Kong al cabo de unos días y finalmente de ésta a Madrid para el regreso definitivo. Probé suerte". 

Fue así como M obtuvo una tarifa de 540 euros por persona, muy por debajo de lo que hubiera podido soñar. Todo eso, con vuelo directo desde Madrid, el salto interno y la ida y regreso desde ciudades diferentes. ¡Verlo para creerlo!

"Estoy encantada con esa tarifa, más teniendo en cuenta que en el momento de la reserva no quedaba ni un mes para el viaje". 

Recordemos que China es el cuarto país más grande del mundo, así como el más poblado, con 1 339 724 852 habitantes. China es la 2.ª economía y potencia comercial más grande del mundo. Su régimen político está inspirado en el comunismo soviético, siendo un estado unipartidista, liderado por el Partido Comunista de China. Sin embargo, económicamente es un estado capitalista desde las reformas de 1978 a cargo de Deng Xiaoping. Desde el año 2003 hasta la actualidad (2012) gobierna Hu Jintao como presidente y Wen Jiabao como primer ministro. Ha tenido un crecimiento económico muy rápido, tanto que es posible que sobrepase a la economía estadounidense hacia el año 2016.  

¡Qué me voy a China!