Etiquetas

Abu Dhabi (3) Acre (1) aeropuerto de Tel Aviv (1) África (1) Akko (2) alojamiento (22) Amelie (1) América del Norte (2) América del Sur (1) Amsterdam (1) arquitectura (1) Asia (2) Atenas (1) avión (1) Avis (1) Barcelona (2) Bélgica (2) Berlín (5) Bhutan (1) Bokor (1) Brasil (1) Brujas (1) brunch (1) Bruselas (10) Cádiz (2) Camboya (1) Cantabria (1) Chile (1) China (10) ciudades (32) ciudades creativas (20) compras (4) Cornualles (1) Cornwall (1) cosas (14) Cuba (4) cultura (8) Dar es Salaam (1) Doha (2) Emiratos Árabes (2) España (8) Estados Unidos (3) Estocolmo (1) Europa (11) formentera (7) Francia (2) Galicia (1) gastronomía (5) Gijón (5) Granada (3) Grecia (2) Haifa (1) Hawai (4) historia (1) Hong Kong (1) Iberia (1) India (1) Inglaterra (2) islas (1) Islas griegas (1) Israel (8) Italia (3) Japón (4) Jerusalén (2) Jordania (1) Kampot (1) Laos (3) le loir dans le théière (1) Leeds (1) Londres (2) Los Ángeles (1) Madrid (3) Málaga (1) Maldivas (1) Manhattan (1) Mar Muerto (2) Masada (2) Mascate (1) Me Gusta Volar (1) Méjico (1) México (1) Milán (1) monumentos (1) Moscú (6) motivos para viajar (2) Mozambique (1) Museo del Louvre (1) museos (5) Noruega (6) Nueva York (10) Omán (1) Oriente Medio (2) Oslo (1) París (6) Pekín (1) Perú (2) preparativos (1) Qatar (2) Reino Unido (2) restaurantes (1) Safed (3) San Diego (2) San Francisco (3) San Juan de Acre (1) sicilia (1) Siete maravillas del mundo moderno (1) Sol y playa (3) Suazilandia (1) Sudáfrica (4) Suecia (2) Sur de California (2) Tailandia (3) Tanzania (8) Tarragona (1) Tel Aviv (2) Toscana (1) transporte (4) trucos para ahorrar (1) Turismo Solidario (1) Turquía (1) US Airways (1) viajar (1) viajes (2) Viajes y cosas de los AMIGOS de M (6) Viena (1) visitas (1) volar (1) vuelos (3) Yemen (1) Zanzíbar (2) Zefat (1)

Turquía_2006

Uno de mis viajes_Turquía

13 al 28 de mayo de 2006.

Día 1: volando. 13
Día 2: Estambul. domingo. 14
Día 3: Estambul. Lunes. 15
Día 4: Estambul y, por la noche, autocar a Selçuk. Martes. 16
Día 5: Miércoles. Selçuk, Éfeso. 17 Noche en Selçuk.
Día 6: Jueves. Selçuk, Pamukkale, Selçuk. 18 Noche en Selçuk.
Día 7: Viernes. 19. Selçuk, Fethiye, Oludeniz. Noche en Fethiye.
Día 8: Sábado. 20. Fethiye, Oludeniz, Kas. Noche en Kas.
Día 9: domingo. 21. Kas, Antalya. Noche en Antalya.
Día 10: lunes. 22. Antalya, Goreme. Noche en Goreme.
Día 11: martes. 23. Goreme.
Día 12: miércoles. 24. Goreme.
Día 13: jueves. 25. Goreme, Safranbolu. Noche en Safranbolu.
Día 14: viernes. 26. Safranbolu, Estambul. Noche en Estambul.
Día 15: sábado. 27. Estambul. Noche de marcha.

Día 16: domingo. 28. Estambul, Fankfurt, Palma.

Nuestra ruta en Turquía
FIN DEL SUEÑO.


ALOJAMIENTO

SELÇUK

Después de pasar toda la noche en el autocar, como en los viejos tiempos de nuestras panzadas de Méjico, llegamos a Selçuk a eso de las 6.30h (el miércoles 17/05).


Tras una llamada a la pensión, nos vino a recoger alguien del personal, Carlos, quien nos conduciría al Atillas´s Getaway (www.atillasgetaway.com), el que sería nuestro refugio en Selçuk y base de operaciones. Allí se estila mucho que los dueños de tu alojamiento vengan a recogerte a la estación. Se aseguran, así, que nadie les levanta el cliente y para nosotros era todo un gustazo...

Turquía es el paraiso de las recomendaciones. Todo el mundo te aconseja ir a tal o cual sitio, tal o cual pensión, tal o cual agencia...Suspicacias aparte, la recomendación del chico de la tienda del Hamam de Estambul resultó ser todo un acierto y, sin duda, nuestra estancia en casa de Atilla fue de lo mejorcito del viaje, así como sus deliciosos desayunos y la amabilidad y atenciones de su personal.


Carlos, Oz, Rebecca (la encantadora sudafricana que había ido de vacaciones y se había quedado, fascinada por el pais) y el propio Atilla, así como los mochileros con los que topamos estando allí alojadas, configuran un mosaico de buenos momentos. Díficil escapar del rincón de Atilla, tan bien montado que no es de extrañar que la gente, al llegar, decida quedarse más tiempo del planeado.
Además, fueron nuestros héroes tras tener problemas con los de la agencia de viajes de Pamukkale. Nos sentimos estafadas por estos últimos y, sin dudarlo un segundo, decidimos volver a Selçuk y a nuestro rincón, pues era como regresar a casa. Una vez allí, compartieron nuestra rabia e indignación (aunque tampoco fuera nada grave), sin embargo pronto aprendes que todo pasa por algo y que de lo aparentemente malo puede surgir algo muy bueno, como nos sucedería en varias ocasiones durante el viaje. Por lo tanto, es mejor que no cunda el pánico, ni durante un viaje ni en la vida en general porque los imprevistos pueden abrir puertas a sorpresas positivas.

CONCLUSIONES

Esta vida loca, llena de subidas, bajadas y sorpresas, en la que las 365 piezas del año pueden encajar de mil maneras diferentes, tiene un sentido, todo lo tiene, hasta lo más absurdo. Porque si quieres amar esta andadura vital sin concesiones, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, no te queda más remedio que acabar tendiéndole los brazos a todo acontecimiento del camino para hacerlo tuyo sin más.
Mi amiga Eugenia me ha pedido que comparta con su amiga Sara mi experiencia turca y ese es el porqué que necesitaba para acabar el relato incompleto de mis aventuras y desventuras en el oriente próximo.
No pulsaría el botón delete de ninguno de los altos del recorrido: save changes as. Si me hicieran escoger momentos especiales o imprescindibles serían muchos, como...

Pamukkale y sus montañas de algodón blanco. Un espectáculo natural increible combinado con un paseo por la necrópolis desierta de Hierapolis, en exclusiva para nosotras...un lujo.

Fethiye y ese desayuno en la terraza de la pensión DUYGU, lejos del espanto turístico de los hoteles de Oludeniz, deleitándonos con unas vistas y una luz de la bahía que aun me quitan el hipo.

La sensación del pre, durante y post de lanzarme en parapente en el lago Oludeniz, desde los más de 1.900 metros de altura del BABA DAG, en las expertas manos de mi instructor Hussein.

El cálido recibimiento de nuestro ahora amigo pero de entrada dueño de la pensión HILAL en Kas. Un rincón entrañable y base de operaciones para nuestra excursión en piragua a Kekova y Kalekoy (más que recomendable y apta incluso hasta para entes torpes como nosotras).

Esa cena improvisada en el restaurante del hotel BLUE SEA GARDEN de Antalya, donde me sentí elevada a las cumbres de la realeza al ser tratadas como diosas por el amable y profesional servicio...

Capadocia...SIN PALABRAS. Nuestros amigos de la PERY PANSIYON (pensión), su gerente Isah, nuestra inmersión en la cultura turca, nuestro micro viaje por un paisaje de película, por valles, cuevas, ciudades subterráneas, chimeneas de hadas, fábricas de maravillas turcas (alfombras, cerámicas)...en definitiva. SIN PALABRAS.

Safranbolu...La pensión BASTONCU gestionada por la dueña más encantadora, dulce y amable que nadie pueda imaginar, acorde con un rincón del planeta declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Patrimonio mental imborrable por M.

Y vuelta a ESTAMBUL.

¿Qué más se le puede pedir a la vida? Si acaso, desearle a todos los seres que quiero, que no son pocos, que puedan disfrutar de lo mismo que disfruté yo.

He vuelto...con el mochilón repleto de historias y aventuras.
He vuelto...enamorada de Turquía y sus gentes.
He vuelto...con muchas buenas conversaciones en la memoria y caras amables en la retina.
He vuelto...fascinada con paisajes y momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado lo que has leído, por favor, ¡comenta! Me hace ilusión saber si hay alguien ahí y qué piensa. ¡Gracias!