Etiquetas

Abu Dhabi (3) Acre (1) aeropuerto de Tel Aviv (1) África (1) Akko (2) alojamiento (21) Amelie (1) América del Norte (2) América del Sur (1) Amsterdam (1) arquitectura (1) Asia (2) Atenas (1) avión (1) Avis (1) Barcelona (2) Bélgica (2) Berlín (5) Bhutan (1) Brasil (1) Brujas (1) brunch (1) Bruselas (10) Cádiz (2) Cantabria (1) Chile (1) China (10) ciudades (32) ciudades creativas (20) compras (4) Cornualles (1) Cornwall (1) cosas (14) Cuba (4) cultura (8) Dar es Salaam (1) Doha (2) Emiratos Árabes (2) España (8) Estados Unidos (3) Estocolmo (1) Europa (11) formentera (7) Francia (2) Galicia (1) gastronomía (5) Gijón (5) Granada (3) Grecia (2) Haifa (1) Hawai (4) historia (1) Hong Kong (1) Iberia (1) India (1) Inglaterra (2) islas (1) Islas griegas (1) Israel (8) Italia (3) Japón (4) Jerusalén (2) Jordania (1) Laos (3) le loir dans le théière (1) Leeds (1) Londres (2) Los Ángeles (1) Madrid (3) Málaga (1) Maldivas (1) Manhattan (1) Mar Muerto (2) Masada (2) Mascate (1) Me Gusta Volar (1) Méjico (1) México (1) Milán (1) monumentos (1) Moscú (6) motivos para viajar (2) Mozambique (1) Museo del Louvre (1) museos (5) Noruega (6) Nueva York (10) Omán (1) Oriente Medio (2) Oslo (1) París (6) Pekín (1) Perú (2) preparativos (1) Qatar (2) Reino Unido (2) restaurantes (1) Safed (3) San Diego (2) San Francisco (3) San Juan de Acre (1) sicilia (1) Siete maravillas del mundo moderno (1) Sol y playa (3) Suazilandia (1) Sudáfrica (4) Suecia (2) Sur de California (2) Tailandia (3) Tanzania (8) Tarragona (1) Tel Aviv (2) Toscana (1) transporte (4) trucos para ahorrar (1) Turismo Solidario (1) Turquía (1) US Airways (1) viajar (1) viajes (2) Viajes y cosas de los AMIGOS de M (6) Viena (1) visitas (1) volar (1) vuelos (3) Yemen (1) Zanzíbar (2) Zefat (1)

Viaje de 11 días a Sicilia (por Javier Mateos de Porras)


Ella es la culpable. La que me enamoró.
Foto de Javier Mateos de Porras

He aquí la foto que me empujó a pedirle a Javi lo que le pedí: que compartiera con nosotros su viaje a Sicilia. Cuando lo hice, no soñaba que se lo fuera a currar tanto. Aunque al ser él un crack en esto del turismo, como dirían los ingleses "I should have known better"(debería haberlo imaginado). 

¿Y quién es Javi? 


Javi es básicamente un tío muy guay. Vive en Sevilla y también vive Sevilla, porque se deja la piel promocionando Andalucía por los 7 mares. Se dedica a esto de la promoción y el márketing turístico como yo y nos tropezamos años ha en el mundo offline. Desde hace un tiempo somos fieles amigos en el mundo online, cosa que me alegra.

Hoy mi amigo Javi nos cuenta su historia. La historia de su aventura por Sicilia en julio de 2013. ¿Le acompañamos?

Cuando estudiaba Turismo, estuve dos veranos aprendiendo italiano en Calabria y fui dos veces a Sicilia de excursión. La última vez fui con dos amigos y fue hasta hoy el que considero como mejor verano de mi vida. Aprovechando el puente del 15 de agosto (Ferragosto) hicimos una pausa en las clases, y unos cuantos amigos cruzamos el estrecho de Messina, nos alquilamos un coche y recorrimos la isla durmiendo en las playas en plan estudiante. Fue tan intenso y vivimos esos días tantas buenas experiencias y sensaciones que me prometí que volvería algún día. y 10 años más tarde, ecco, repetí.

Fascinante, ¿verdad? Javi nos cuenta también cómo preparó su viaje:

Te pongo en antecedentes para que veas que ha sido un viaje especial para mí y por eso, estudié bastante recorrido y hoteles para poder disfrutar momentos y lugares ya vividos y conocer nuevos.

Sicilia, como mi Andalucía de mis amores, tiene tantas cosas que ver que es difícil poder escoger. No quise que fuese un viaje en plan express japonés, por lo que hay cosas que merecen mucho la pena visitar que se quedaron para otra ocasión.

Aprovecharon sus 11 días a tope:


Llegamos a Palermo y nos quedamos dos noches, luego nos alquilamos un coche en la ciudad y nos fuimos dos noches a San Vito lo Capo (para estar en la playa y ver Erice), una noche en Porto Empedocle (para ver el Valle de los Templos y la Scala dei Turchi) y luego dos noches en Catania (nos salía gratis por los puntos NH) y desde ahí fuimos a ver Siracusa, Noto y la playa de Calamoscha. Tres noches en Taormina y de vuelta una noche en Palermo. Es decir, nos recorrimos la isla desde Palermo en el sentido contrario a las manecillas del reloj. 


De lo que vieron nos comentan algunas cosas:

Sicilia es una isla por la que han pasado numerosas civilizaciones (cartagineses, griegos, romanos, árabes, vikingos, españoles, franceses....) por lo que, como en Andalucía, hay una impronta de todas las que pasaron y hacen una región única e incomparable.

PALERMO

¿Qué ver?

Palermo es una ciudad que nace de los "quatro canti", centro neurálgico de la ciudad y desde allí parte el resto. El alojamiento lo recomiendo en el centro porque moverse por ahí es algo caótico y es mejor andar. Los quatro canti son cuatro esquinas decoradas en estilo barroco. Justo al lado está la Fontana Pretoria que es una pasada y al lado de la fontana hay otra iglesia que fue una mezquita, la de San Cataldo.
El Duomo es muy bonito por fuera y es recomendable verlo pero no tiene nada de interés por dentro. Se puede ver gratis, pero lo dicho, dentro no hay nada interesante.
La joya de la ciudad es la Capilla Palatina, eso es un must que hay que ver, ya que está entera decorada con mosaico bizantino de oro. Consejo: hay que ir temprano porque al formar parte del Parlamento de Sicilia, el horario es restringido (informaros antes).
Muy cerca está la Chiesa Degli Eremiti, que deriva de una mezquita árabe también. Está en ruinas, pero eso le da un toque romántico y pese a que el precio es alto para lo que es, creo que merece la pena echar un rato allí.
Por toda la ciudad hay varios mercados históricos, cada uno con una temática distinta. Nosotros vimos dos, uno de antigüedades y el de la Vucciria (nota: NO IR AL MERCATO DE LA VUCCIRIA de noche, es peligroso).
Iglesias barrocas hay muchas, ya las iréis viendo para meter la cabeza y contemplar un barroco final del siglo XVIII bastante recargado (hay dos barrocos en Sicilia, uno español y otro francés, que es más recargado y que roza el rococó).

La gastronomía en Sicilia es algo que el viajero va a disfrutar muuuuuucho, cada zona tiene comida típica. En Palermo obligatoriamente hay que que ir a dos sitios:

Trattoria Torremuzza da Pepuccio Carnevale. Comída típica de Palermo basada en el mar. Hay un menú espectacular por 20€ por persona que es un verdadero homenaje y que recomiendo encarecidamente. Tonino es el master chef de la barbacoa y un artista.

Antica Foccaceria di San Francesco. Sirven comida típica palermitana y a muy buen precio. En Palermo hay un plato típico que es una mezcla de carnes de casquería (pulmones y bazo de vaca) que te lo meten en un pan como una hamburguesa. Es muy típico pero a priori da respeto. Hay muchos más platos y es barato.

Un par de sitios más, si cuadran en la visita...

En la Piazza della Marina estuvimos en una pizzeria local que ademas servían pollo (también es típico), las pizzas estaban ricas: Pelledoca.

También destacaría un lugar parecido a la Foccaceria di San Francesco pero ya en plan más de gente local: la Panineria Focacceria Nini Franco U' Vastiddaru, en el Corso Vittorio Emmanuele esquina con Piazza della Marina.

¿Donde tomar un algo por la noche?

Una zona que nos gustó porque estaba ambientada fue en el Corso Vittorio Emmanuele con via Chiavettieri a la altura del Hotel Palazzo Sitano. El bar del hotel estaba bastante animado y con música en directo y al lado está la Bodeguita del Mojito.

¿Qué visitar?

Si os va la marcha, las catacumbas de Palermo es lo más tétrico que he visto en mi vida. En los siglos XVIII y XIX se puso de moda entre la aristocracia palermitana momificar a sus muertos, así que se puede pasear por pasillos y pasillos llenos de momias colgadas en las paredes o en nichos. Hay mas de 8.000. 

A las afueras de Palermo, está la ciudad de Monreale, hacia la montaña. El Duomo es espectacular, es como la capilla palatina pero en grande. Si os cuadra, se puede ir en bus o en coche. 

Nosotros después de Palermo decidimos irnos a SAN VITO LO CAPO. Está a una hora y media en coche, no por distancia, sino porque las carreteras no son buenas. Había leído que es una playa donde va mucho turismo local y nacional y que estaba muy bien. Lo bueno que tiene San Vito es que desde allí tienes la base para ir a ver el pueblo medieval de Erice y el Parque Natural Riserva dello Zingaro.

A nosotros no nos dio tiempo por desgracia a ir a la Reserva. Por lo visto se va en coche hasta un punto y luego se va andando y viendo distintas calas. Te puedes quedar donde más te guste. Recuerda mucho al Parque del Cabo de Gata.

La playa de San Vito en julio estaba hasta arriba. Aunque no está mal, con tanta gente no se disfruta pero a las afueras del pueblo vimos varias playas, entre ellas una que se llamaba Playa de Sta. Margherita en Casteluzzo que no tenia mala pinta.

Nos perdimos el tema playas de fuera del pueblo y el parque porque quise hacer submarinismo, tengo el carnet y me apetecía hacer una inmersión. Fue una pasada porque por allí la claridad de las aguas y la fauna marina es una maravilla.

Se puede alquilar una lancha o barca neumática media mañana o día completo y desde San Vito se puede ir al Parque, cosa que le da un toque fashion. Por desgracia no pudimos alquilarla porque ese día las condiciones del mar no eran buenas. Creo que para ello lo mejor es ir a la zona del club marítimo que hay a la izquierda de la playa, donde están los clubes de submarinismo. El alquiler de la barca cuesta 60€ medio día y 100€ el día completo (más la gasolina).

El pueblo no está mal, deriva del urbanismo árabe y se recorre andando perfectamente. La especialidad gastronómica es el cous cous. De hecho en septiembre tienen un festival

¿Qué comer y dónde?

Nosotros cenamos una noche en el restaurante Il Timone (cous cous de calamares fritos y busiate di pesto e gamberi, muy rico todo y a un precio no clavazo). Otra especialidad es el "pollo allo spiedo" (el pollo de toda la vida que se pide en una pollería con papas fritas). Hay un lugar barato que se llama Lo Stagione 2. No es un bar, mas bien de comida para llevar, pero nos pusieron una mesa y allí cenamos un día con su cerveza de 600cl por 3€.

En cuanto a helados, nos llevamos comiendo helados prácticamente toooodos los días. Probad el sabor "7 Veli" en la gelateria Il Re del Gelato, ¡para morirse!

Por la zona además recomiendo la visita al pueblo medieval de Erice, que está en la montaña. Es muy turístico pero merece la pena. La foto que titulé como un paseo por las nubes es de allí. Ese sitio está en el Quartiere Spagnolo, un bar que fue un cuartel español de vigilancia. El sitio es ideal para ver el atardecer allí... el bar tiene buenos precios y ese día había concierto en directo...

Si tienes tiempo también puedes visitar...
  • Trapani y las Salinas que hay cerca (en cualquier guía le puedes echar un vistazo y ya si os cuadra decidís).
  • Cerca de la zona está el Templo griego de Segesta, eso ya coge yendo de camino al sur de la isla. Nosotros no lo vimos (yo ya lo vi hace 10 años). También están las ruinas de la ciudad de Selinunte en Marinella di Selinunte, el parque arqueológico más grande de Europa. Es una colonia griega que entre ataques y movimientos de tierra se desmoronó. Está la ciudad entera, pero en el suelo, aunque algunos templos permanecen en pie. Por falta de tiempo no lo vimos, ya que preferimos ir a la zona de Agrigento y ver el Valle de los Templos (visita obligatoria) y la playa de Scala dei Turchi. Reservamos un hotel baratito por booking y la verdad es que fue un acierto total. De hecho, nos dio pena estar sólo una noche allí: la Case Vacanze Bellavista. De ahí vas andando a la playa y en coche está a 10 minutos de Agrigento. ¡Échadle un vistazo!
Valle dei Templi, en Agrigento

Bueno, sigo con el tema:

De Agrigento nos fuimos a CATANIA pasando por Piazza Armerina y la Villa Romana del Casale. Esta villa es Patrimonio de la Humanidad, tiene más de 40.000m2 de mosaicos, ¡una pasada!

Aunque no es una ciudad fea y tiene muchas cosas que ver, recomendaría dormir por la zona de Siracusa y sus playas cercanas, como Tindari o la Riserva de Calamosche.

Desde Catania hicimos excursiones por esta zona y estuvo muy bien. Está el Valle de Noto, con pueblos barrocos como Noto o Ragusa Ibla y playas muy chulas como las comentadas. También está Siracusa y su parque arqueológico, donde se encuentra la oreja de Dionisio o el Teatro griego más grande del mundo helénico. La parte antigua de la ciudad está en la isla de Ortigia y estoy seguro que si paseas pos sus calles te creerás que paseas por Cádiz.

En esa zona también está Gela, pero no te puedo decir porque no nos dio tiempo a verla.

Consejo: por toda la isla se ve una cerámica tipica y muy bonita, sobre todo en Taormina. Es de Caltanisseta y si pasas por el pueblo, es muuuucho más barata comprarla allí que en destinos turísticos.

En Catania, os recomiendo comer en la zona de Archi della Marina, que es un mercado de pescado, en Antica Marina Savia, Spinella y Etoile D'Or. Gelato en Vaccio, pegado a la Piazza Università.

Después de todo esto, nos fuimos a TAORMINA. Es un pueblo clavado en la montaña que cae al mar. Es la "Marbella" o "Niza" de Sicilia. Como dije, hace 10 años estuve allí de estudiante, durmiendo en las playas y me dije que volvería allí de otra manera y, ¡así fue!. Escogimos un hotel que os recomiendo por su calidad-precio: Pensione Svizzera. En Taormina no quise contenerme en el precio del hotel, buscaba algo con encanto pero éste es con encanto y además el precio, para lo que hay en Taormina, está muy bien.

Taormina tiene una calle principal que es el Corso Vittorio Emmanuele. El teatro griego es una pasada. Si coincide con un concierto, es recomendable disfrutar de la velada pero no recomiendo pagar 12€ por visitarlo, es caro. Mejor pagar por un concierto un poco más y disfrutar del escenario y del artista, pero si no, no pagaría tanto dinero por entrar.

Hay dos playas cercanas: la de Mazzarò y la de Isola Bella, ambas preciosas, de roca y aguas cristalinas. Os ofrecerán ir a Lidos privados donde te recogen en una van y te traen, con hamaca y sombrilla por unos 8-12 euros. No está mal, nosotros estuvimos una mañana, pero creo que es perder el tiempo en playas que no tienen el encanto de las anteriores.

A unos 21km. está el Parque Natural de los desfiladeros del rio Alcantara (Gole del fiume Alcantara). El agua que proviene del deshielo del volcán Etna pasa por roca negra basáltica. Entrada: 12€ y existe la opción de pagar un poco más y hacer una excursión de body rafting (que hicimos). Cuando yo fui hace 10 años se podía ascender el desfiladero a pie, pero este año se ve que el rio baja con más agua y es más difícil hacerlo, por eso mejor hacer el body rafting y disfrutar.

¿Dónde comer?

Para una cena homenaje en Taormina: Trattoria da Nino, está recomendado por Tripadvisor como uno de los mejores calidad-precio y efectivamente lo fue, aunque se ve que ese día Nino no tenía su mejor momento. Aun así, es recomendable. ¡Mejor ir temprano porque se llena! Para comer una bruschetta y no gastarse mucho: caffé Macchia(Piazza Raggia, 4). Y para helado, id a la gelateria Capriccio. Antonio es un artista cuando hace uno.


Si quieres comprar productos gastronómicos típicos sicilianos sin que te claven, hay un minimarket llamado "La Bottega di Laganà"(vinos, pasta, miel, mermelada, pesto, quesos, etc...), la mayoría artesanos y locales y sin que haya precios turísticos.

Bueno, con esto y con un bizcocho, creo que te he contado lo esencial de nuestro viaje. Hay muchas cosas que no vimos, como las Islas Eolias o Cefalù, pero preferimos disfrutar más que ir en plan express. A la vuelta nos quedamos una noche en Palermo y ya nos volvimos. Está ya en el viajero el ir directamente al aeropuerto o hacer esto. 

¡Gracias Javi por este generoso relato! Has conseguido que tenga unas ganas locas de visitar Sicilia




Como he dicho, es difícil escoger qué visitar o dónde quedarse, porque Sicilia tiene mucho que ver y siempre te vas a perder algo. Es cosa de cada uno decidir qué se quiere ver y qué no y eso sólo se sabe leyendo alguna guía.


Fotos de Javier Mateos/Marita

Turismo solidario

Hoy es uno de esos días en los que estoy orgullosa de tener un blog. Una plataforma con la que llegar a gente, aunque sea de manera modesta y trasladar mensajes con los que vale la pena implicarse.

Hace un tiempo ya hablé de viajes solidarios. Pues bien, me llena de orgullo y satisfacción, como diría aquel, tener una amiga como Eugenia, quién de un tiempo a esta parte ha hecho de las aventuras solidarias su forma de vida viajera.

Acaba de regresar de Guinea Bissau y me ha dado permiso para compartir con todos su experiencia. Me confirma que es unos de los viajes más impactantes que ha hecho, por lo que me quito el sombrero mientras nos cuenta literalmente:

"Fui con una ONG gallega que lleva varios años allá (miradasalmundo.org/que-hacemos/proyecto-guinea-bissau/)

Guinea Bissau es uno de los paises más pobres y más olvidados del mundo. Una pequeña nación de 1,5 millones de habitantes, con apenas agua ni electricidad y muy pocos medios a todo nivel.

La ONG lleva temas de educación, micro creditos, salud...con muy poquito se puede hacer mucho así que a quien le interese le cuento más :) Desde mandar unas camisetas o chanclas viejas, becar a un niño para que pueda estudiar o ir a pasar unos días con ellos es una experiencia más que recomendable".

Como colofón (y que colofón), nos regala estas fotosPasen, vean, aprieten el corazón y el bolsillo. No se me ocurre una mejor manera de hacer de estas crisis menos crisis: compartiendo.

Con su permiso, le "robo" una foto, no me atrevería a ilustrar de otra manera esta entrada. Porque Eu, a parte de generosa, es una artista tras la cámara...



¿Dónde ir de compras en Nueva York?

Hoy aviso que mi post va a ser un tanto frívolo y superficial. Entre que estos días estoy revisitando por enésima vez los capítulos de Sexo en Nueva York y que mi buena amiga J se va a pegarle un bocado a la gran manzana en octubre, estoy (más que nunca) en un "New York State of Mind". Una ciudad que adoro y sobre la que ya he ido destapando algunos secretos, tanto de su cultura, como de sus opciones de alojamiento, como de la posibilidad de hacer una y mil cosas en ella.

Pues bien, quizá también influenciada por los personajes compradores compulsivos de la serie en cuestión, hoy me apetece recordar un par de rincones en los que acabé sucumbiendo y gastando mi "money, money, money" y "haciendo el mundo girar", como dice la canción. Rincones tanto para ellos como para ellas.

PARA ELLOS

NBA Store (ropa deportiva).

590 Fifth Avenue between 47th & 48th street

A un paso del Rockefeller Center se encuentra este paraíso de los amantes del baloncesto americano y lugar ideal para hacerse con alguna prenda deportiva con la que sentirse un poco más cerca de las grandes estrellas de la liga americana (aunque sea por la indumentaria). Por ejemplo, una buena compra pueden ser unos shorts que después lucir lanzando unas canastas (40 USD).

PARA ELLAS

Think Closet (tienda de ropa y complementos de estilo romántico/vintage)

Cadena de boutiques pequeñas y muy femeninas con vestidos monísimos como este (te tiene que gustar el rollo, claro):


75 dólares

Cuenta con varias ubicaciones en los mejores barrios de la isla, como Nolita, East Village, Soho, Uptown y West Village. Quizá es un pelín cara pero son prendas que no encontrarías es España, así que vale la pena.

La de Nolita está en 242 Mulberry St, 10012.

Roni (tienda de ropa estilo chic).

Tres ubicaciones. Yo entré en la de 44 Prince Street 10012.

Esta tienda la incluyo precisamente por lo contrario, para desaconsejarla. 

A priori el local tenía muy buena pinta (prendas únicas escogidas) pero resultó ser un absoluto timo. Me explico.

A pesar de que el dependiente era un encanto capaz de venderle su alma al diablo, el momento en el que decidí salir por patas fue aquel en el que vi colgado un vestido de Zara que en España me había costado 30 euros, al que habían cambiado la etiqueta y que pretendían vender por el triple. Ahí fue cuando puse pies en polvorosa, así que alerta con estas cosas.

Pinkyotto (boutique de ropa y complementos).

Cuenta con cuatro tiendas. Yo entré en la del barrio de Nolita, en el número 49 de Prince Street.

Sin duda, una de mis favoritas y, por desgracia, una de las más caras. De nuevo, he de decir en su favor que son prendas especiales que no es fácil encontrar en cualquier lugar, así que en mi opinión merece más la pena darse algún capricho.





Barrio: Nolita (sur de Manhattan).

So Good Jewelry (complementos)

265 Bleecker St. 10014

A un paso del elegante parque de Washington Square se encuentra esta pequeña tienda repleta de originales complementos. Imposible salir de ahí sin encontrar algo que te guste.


Algunos de los complementos que compré

Barrio: West Village (¡me encanta!).


PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Foot Mart (calzado)

120 Fulton Street, entre Nassau y Williams Street.

Al sur de Manhattan y en pleno distrito financiero se encuentra esta tienda embutida entre rascacielos donde me compré unas botas marca UGG en gris a un precio más que interesante. Otras marcas a buen precio son Nike, Clarks, Converse, Timberland o Sebago.

Century 21 Department Store (grandes almacenes)

22 Cortland Street, 10007

No muy lejos de Wall Street y del World Trade Centre (sí, la ubicación de las malogradas torres gemelas) se encuentra esta joya de la corona de los chollos, ¡imprescindible! Un clásico con montones de marcas a precios de risa, como estas deportivas que me costaron 33 euros y que salvaron a mis pies de una muerte segura, pues las pateadas en Manhattan son agotadoras.




Ver Tiendas en Nueva York en un mapa más grande

Pues bien, con esto acabo mi breve reseña personal de una lista que sería interminable porque no olvidemos que Nueva York es el paraíso de las compras. Desde luego, vale la pena ahorrar en alojamiento, como yo hice, para poder gastar un poco más en chollos o simplemente en prendas singulares. Y con este vídeo (en inglés) que relata las maravillas del Century 21, me despido hasta pronto. Gracias por leerme :-)


¿Vale la pena el Norway in a Nutshell?

Imagino que solo los blogueros entendemos lo agradable que es que te dejen comentarios tras un post. Está claro que no escribimos únicamente pensando en la audiencia, sin embargo constatar que dicha audiencia existe y que está al otro lado...es una gozada. Y cuando además la persona que comenta interactua, ¡entonces ya es el súmmum!


Así que me he alegrado mucho cuando Ele Baños me ha dejado un comentario con la siguiente pregunta:

¿Te mereció la pena contratar el Norway in a Nutshell en lugar de hacerlo todo por libre?




Todo el que prepare un viaje a Noruega se topará de bruces con estas cuatro palabras. Se trata de un producto turístico fantástico y muy flexible en su concepto, al permitir muchas combinaciones de rutas, duraciones, etc. Está, en mi opinión, excelentemente pensado y excelentemente vendido, ¡su marketing es brutal! Por tanto, lo más probable es que antes o después surja el debate de si contratar o no fácilmente y por internet alguna de las modalidades de ese circuito turístico, que se define a si mismo como "el más popular de Noruega":

Este circuito es el más popular de Noruega y te lleva por algunos de los paisajes más espectaculares de la Noruega de los Fiordos. Incluye un viaje impresionante con el Tren de Bergen, el Tren de Flåm, un crucero sobre los fiordos Aurlandsfjord y Nærøyfjord y en autobús por la empinada carretera Stalheimskleiva.

El circuito Norway in a nutshell® se puede realizar desde Bergen, Voss y Oslo a diario durante todo el año. (Turismo de Noruega)


Volviendo a la pregunta inicial, dudamos mucho antes de decidir reservar el Norway in a Nutshell. Fue una opción muy personal y que sí, para nosotros fue satisfactoria pero con algunos peros y algunas aclaraciones.

El primer "pero" sería el factor precio. Elegimos el Norway in a Nutshell de un día y nos costó 188 euros por persona aproximadamente (según tipo de cambio). Es decir, ¡es un dinero considerable! (vamos, una pasta). Eso hay que tenerlo en cuenta, ya que el coche de alquiler por día con Avis nos salió súper bien de precio y nos costó mucho menos de la mitad. Por tanto, si uno desea moverse con un presupuesto lo más ajustado posible, no lo recomiendo (no es la alternativa más barata).

Creo que el que escoja el circuito turístico Norway in a Nutshell debería hacerlo por dos motivos: 

a) Por comodidad: véase aquellas familias, personas mayores o viajeros en general que por sus gustos o necesidades busquen algo (bien)organizado y fácil.

b) (Nuestro caso) Si lo que se quiere es ver muchas cosas en poco tiempo y/o avanzar mucho territorio del país para ganar días para poder visitar más ciudades y lugares de interés.¡Entonces es perfecto! 

¿Nos compensó? Sí. 


Primero, porque habíamos leído tanto sobre lo maravilloso que es el trayecto en tren desde Oslo hasta Bergen, que no nos lo queríamos perder. 

Segundo, porque de los dos sólo uno conducía (con el descanso que el circuito organizado supone).

Tercero y más importante, por nuestro perfil como viajeros. Creo que ahí reside la clave de la elección. Salvo excepciones soy de las que, dentro de un ritmo razonable, quieren ver lo más posible en los días de viaje, de las que a medida que avanzan en los preparativos de la ruta piensan "lo quiero ver todo" y luchan por mantener a raya esa "bestia" tan poco cercana al concepto slow

Por ende, nuestro objetivo era intentar llegar lo más al norte posible en Noruega y Norway in a Nutshell nos permitiría ver un montón de cosas y abarcar mucho territorio en un solo día. Por eso, para nosotros fue perfecto. Eso sí, he de confesar que acabamos empachados, fueron muchos paisajes y mucha belleza en una jornada, ¡es bastante intenso! Lo bueno es que al ser al principio del viaje, dicha intensidad nos ayudó a "aterrizar" en el destino y tomar conciencia de que ese país iba a ser una auténtica pasada...¡Y lo fue! Nuestra ruta concentrada en un día tuvo estos horarios:

Itinerary

27 jun 2013

Departure from Arrival to  
08:05 Oslo 12:44 Myrdal - The Bergen Railway
13:27 Myrdal 14:25 Flåm - The Flam Railway
15:10 Flåm 17:30 Gudvangen - Fjord cruise
17:45 Gudvangen 19:00 Voss - Bus
19:37 Voss 20:54 Bergen - The Bergen Railway

Please note:
All necessary seat reservations are included
The booking can not be changed
Tickets are non refundable

No sé si con esta explicación he ayudado a Ele o la he liado más. En cualquier caso, cabe recordar que el circuito turístico Norway in a Nutshell de un día cuesta exactamente lo mismo que si lo haces en dos días, por ejemplo. El precio no varía, solo cambia el hecho de que se hace noche en ruta y se pasan varias horas en el lugar donde se decide pernoctar. En ese caso, dado que se puede elegir población entre varias opciones, me quise  anotar mentalmente dos nombres como ejemplos de donde no me hubiera importado dormir. Aviso que son lugares muy pequeños y sin mucho que visitar. Dicho esto, comento ahora sí que no me hubiera importado dormir en Flam o en el Stalheim Hotel (un establecimiento aislado en las montaña y que la guía Lonely Planet no duda en destacar. Doy fe de que goza de unas vistas al fiordo magníficas).

Bueno, ahí queda mi experiencia. ¡Espero que sea de ayuda!

Y ahí queda mi morriña de Noruega...